Infografía: evolución de la familia Galaxy S

El primer teléfono de la familia Galaxy S integró una cámara principal de 5 megapixeles y el sistema operativo Gingerbread (Android 2.3), así como un procesador a 1 GHz. El reciente integrante de esta línea de dispositivos móviles es el Galaxy S5, que viene con un procesador de cuatro núcleos a 2.5 GHz, una cámara principal de 16 megapixeles y la última versión de Android disponible (KitKat).

Pero eso no es todo, la nueva “estrella” de Samsung también incorpora un sensor de frecuencia cardiaca en su parte posterior y un escáner de huella digital, el cual facilita desbloquear el equipo y hacer pagos electrónicos a través de PayPal.

Sin más, te presentamos un gráfico en el que puedes ver cómo ha evolucionado esta familia de equipos, desde el Galaxy S hasta el Galaxy S5, el cual ya se encuentra disponible con Telcel.

Evolución de la familia Galaxy S