Esteban Gutiérrez y Scuderia Ferrari conquistan el D.F.

Este domingo se llevó a cabo la Scuderia Ferrari Street Demo by Telcel-Infinitum, en la que Esteban Gutiérrez hizo rugir el espectacular monoplaza Ferrari F60, usado en el campeonato del mundo de Fórmula 1 (F1) en 2009, ante miles de personas que se dieron cita en Paseo de la Reforma.

Ferrari-street-demo-5

Desde antes de las 9:00 horas, los aficionados ansiosos por escuchar el estruendoso motor del bólido del piloto Claro-Telmex-Telcel-Infinitum, se reunieron sobre el perímetro de la pista provisional, trazada desde la Diana Cazadora hasta la Glorieta de la Palma, pasando por el Ángel de la Independencia.

Ferrari-street-demo-6

Alrededor de las 10:00 horas, comenzó el desfile de autos Ferrari de colección y, poco después, Ricardo Pérez de Lara, tres veces campeón en la Súper Copa Telcel, recorrió la pista a bordo del auto 458, monarca del Ferrari Challenge North America.

Ferrari-street-demo-4

El momento culminante se dio cuando apareció el Ferrari de Esteban Gutiérrez, quien tan pronto como tomó pista, arrancó el alarido del público.

Durante las tres vueltas que dieron, Gutiérrez y Pérez de Lara, se dieron tiempo para saludar a los fans y hacer las clásicas «donas», que fueron todo un deleite para los aficionados.

Ferrari-street-demo-3

Nota relacionada: Los coches de F1 y tu auto comparten algunas características

«Estoy muy agradecido con el público mexicano. La verdad es que estoy muy emocionado con esta respuesta de los fans, todos muy entusiastas; eso me da una motivación enorme para apuntar hacia lo más grande», comentó Gutiérrez al término de la demostración.

Ferrari-street-demo-2

«Estoy muy contento, nunca me imaginé vivir esto. Fue una gran oportunidad para la gente, ver el coche con el que ganamos el campeonato», manifestó Pérez de Lara.

Finalmente, agradeció a Telcel, Benotto, Ferrari y Risi, así como a Carlos Slim y Jimmy Morales por la oportunidad de vivir esta gran experiencia.

Ferrari-street-demo-7

Nota relacionada: Así se compone un monoplaza de F1

De esta manera, la fiebre escarlata incrementó la temperatura de la Ciudad de México, de cara al Gran Premio de México 2015, a disputarse el próximo 1 de noviembre en el Autódromo Hermanos Rodríguez.