Esta es la verdadera razón por la que nos encanta ver fuegos artificiales

El 15 de septiembre no pueden faltar los fuegos artificiales pero, ¿te has puesto a pensar qué es lo que hace que los amemos tanto? 🎆

fuegos
(Foto: Pexels)

De chiquito quizá te asustaban, o tal vez eras de los que amaban apartar lugar desde temprano en la plaza para disfrutar de la mejor vista de los fuegos artificiales. En la celebración del aniversario de la Independencia de México, nunca falta el show de cohetes que iluminan el cielo por la noche. ¿Alguna vez te has preguntado por qué nos resultan tan irresistibles? Un neurocientífico se dio a la tarea de estudiar este fenómeno y descubrió que nuestro gusto por los cohetes tiene que ver mucho más con el miedo de lo que crees.

Lee: Esta galaxia está creando miles de estrellas, ¡y no hay quien la pare!

El director de la Galería de Ciencia en Londres en el King’s College, Daniel Glaser, decidió investigar por qué nos gustan tanto los cohetes. La conclusión a la que llegó es que nos gustan porque nos asustan. Escuchar el estallido de los cohetes nos indica que algo está por ocurrir. Así se genera expectativa y la zona de nuestro cerebro llamada amígdala, detecta el miedo. Una vez que vemos las luces en el cielo y escuchamos el estallido, generamos dopamina. Esta sustancia es la responsable de regular el placer. ¡Por eso te sientes tan bien al mirarlos!

El gran truco de los cohetes es que generan un miedo inducido y controlado. Después de ver varias veces las luces, tu cerebro es capaz de anticipar lo que va a ocurrir. Por eso es un miedo controlado. Según lo que indica Glaser, “la gente parece emocionarse por la anticipación de una experiencia que da un poco de miedo”. Según él, la anticipación de la explosión es lo que parece más emocionante. Los perros, en cambio, no identifican ni anticipan lo que ocurrirá con los cohetes. Por eso se asustan tanto al escucharlos.

Otro de los factores que Glaser encontró decisivos para nuestro gusto por los cohetes es ver de una manera novedosa colores que normalmente no vemos. Los fuegos artificiales “sintetizan nuevas longitudes de onda de los colores”, dice Glaser. O sea que literalmente vemos colores nuevos.

No cabe duda que mirar esas chispas de colores en el cielo y sentir que van a caernos encima, da miedo. Sin embargo, muchas veces gana el gusto de mirar el hermoso espectáculo visual. Estos días disfruta al máximo de las fiestas patrias, toma miles de fotos de los fuegos artificiales y compártelas con tus amigos. No olvides que la mejor manera de hacerlo es con las redes sociales ilimitadas que incluye tu Plan Telcel. Conoce más aquí.

Ahora ve: